8M: Día internacional de la mujer trabajadora

En Pandabox queremos celebrar el día internacional de la mujer compartiendo con todos vosotros el manifiesto feminista que hemos escrito juntando las opiniones de tod@ el equipo.
Como sabéis, un 80% del mismo somos mujeres, por lo que no queríamos dejar pasar esta fecha tan señalada para celebrar y reivindicar la igualdad y la inclusión.

En nuestra cuenta de IGTV encontraréis el video que hemos preparado.

¡Gracias por acompañarnos en esta aventura!

Patri, Ana, Sonia, Marcela, Carlota, Anouar, Gianinna, Míriam, Mariana, Jorge y Adriana.

 

 

Independientes, obstinadas y fuertes, ejemplos de entereza y valentía.

Ser mujer es es uno de los más grandes orgullos que la vida te puede conceder, es ser fuerte y valiente por encima de tus posibilidades.

El feminismo para mi es visibilizar la necesaria reivindicación de la igualdad de la mujer para conseguir la libertad y derechos que tiene el hombre.

Es el reconocimiento de la igualdad de derechos humanos sin tener en cuenta el sexo, pero como sentimiento mío propio, es la necesidad de no ser tratada como un objeto. La necesidad de que se me escuche como a cualquier persona.

Es no tener preocupaciones “extra” solo por el hecho de ser mujer, como la organización familiar, las implicaciones de la maternidad en la carrera profesional o los cánones de belleza.
Es recalcar el derecho a las mismas opciones, por que no siempre de los mismos derechos nacen las oportunidades , ya que todos, hombres y mujeres, merecemos el mismo respeto y deberíamos tener la libertad de decidir, decir y actuar.

Es acabar con la discriminación en todos los ámbitos de la sociedad, como la eliminación de los micromachismos tan presentes en nuestro día a día, y de los que no solemos ser tan conscientes. 
Es una realidad y una necesidad en la sociedad del siglo XXI. Es no tener que estar rompiendo techos de cristal todos los días, no tener que hacer el doble para que se me cuente lo mínimo.
Es igualdad, inclusión y consideración, es sentido común. Es dejar de lado los viejos patrones y comenzar a construir la sociedad que merecemos.

Que no te mareen con argumentos como “yo no soy feminista, porque yo quiero la igualdad” porque la igualdad es justamente la pretensión del movimiento feminista. Dejémonos de tonterías. Creo que queda mucho por hacer, pero vamos por el camino correcto.
La vida y las relaciones de las personas serán mejores cuando provengan de una posición de igualdad y acuerdo mutuo, en lugar de una posición de desigualdad y tradición. 

Comentarios

Déjanos tu comentario