Continúa recibiendo tu Pandabox

¿Y ahora qué?

Cuando empezamos con esta aventura hace poco más de un año, sabíamos que montar una empresa era algo arriesgado, que pasaríamos por momentos de mucha incertidumbre y que no siempre sería fácil. Pero, sinceramente, dentro de los escenarios negativos que, aunque intentemos ser siempre optimistas, alguna vez se nos han pasado por la cabeza, nunca nos habíamos ni planteado algo como lo que estamos viviendo. Nunca pensamos que tendríamos que enfrentarnos a esta situación.

Estamos ante una pandemia mundial, y, jolines, ¿quién iba a plantearse ese escenario hace dos meses? Si hace dos semanas aún apenas lo veíamos venir… Aparte de habernos replanteado muchísimas cosas como personas (suponemos que como la mayoría), como fundadoras de Pandabox, teníamos que tomar decisiones y afrontar esta situación pensando en la supervivencia de la empresa cuando todo esto pase (porque pasará, estamos convencidas) y, sobre todo, en el bienestar de nuestro equipo.

Gestionar un equipo de 10 personas en teletrabajo, en el que 5 de ellos se incorporaron entre enero y febrero, no es fácil. Pero, desde el inicio, tuvimos claro que hemos formado un equipo increíble y que no podíamos prescindir de nadie en estos momentos. Queremos y necesitamos su implicación y motivación a tope cuando todo esto pase. Y, para eso, ahora, nos toca esforzarnos a nosotras, estrujarnos la mente para intentar reducir los gastos de otra parte porque, aunque, por supuesto, la salud es lo más importante, ahora también necesitamos sobrevivir como empresa. Y es muy difícil estar pensando que necesitas vender, que sin ingresos será difícil sobrevivir, cuando sabes que hay gente que, de verdad, está teniendo problemas serios. Cuando tienes claro que, para la gran mayoría, la ropa de sus peques ahora es la menor de sus preocupaciones. Y lo entiendes.

Por eso, no estamos haciendo ninguna promoción, no os estamos pidiendo que compréis, sabemos que ahora os da igual y lo entendemos. Estamos enfocando la mayoría de nuestros esfuerzos en compartiros contenido sobre temas que os interesan, poniendo nuestro granito de arena en haceros esta cuarentena un poquito más fácil. También seguiremos compartiendo retos con el equipo, porque, un poco de humor siempre viene bien para despejar la mente y dejar de darle vueltas a la cabeza. Además, nos ayuda mucho a seguir construyendo equipo, algo básico para nosotras. Y, desde casa, estamos trabajando en muchas cosas nuevas para que, en cuanto salgamos de esta, las podáis disfrutar.

Y, aunque el 100% del equipo estamos teletrabajando, seguimos enviando cajitas. Y lo hacemos siguiendo todos los protocolos de seguridad necesarios, tanto nosotros como Correos Exprés, la empresa de mensajería con la que trabajamos. Solo estamos enviando los lunes, miércoles y viernes y nos turnamos para que vaya una persona sola al almacén y, cumpliendo con las medidas necesarias de higiene y desinfección, preparamos los envíos.

También disponemos de tarjetas regalo que se pueden recibir online y canjear por saldo en nuestra web con una duración de un año. Para poder regalar a esos bebés que están naciendo o niños que cumplen años en estos momentos convulsos, sin necesidad de que nadie (ni siquiera ninguna de nosotras) salga de su casa.

Os escribimos desde el corazón y con toda nuestra sinceridad. Nuestra prioridad ahora es la salud de todos y, en particular, el bienestar de nuestro equipo. Por ello, seguimos trabajando, seguimos estrujando nuestras mentes y seguimos planteando retos. Porque vamos a salir de esta y, cuando salgamos, queremos estar preparadas para daros el mejor servicio.

Muchas gracias a todos y todas por vuestra comprensión

Ana, Patri y Sonia